Acuerdan mujeres de 16 estados unirse contra megaproyectos.
s Mujeres representantes de distintos colectivos participaron ayer en el conversatorio “La lucha de las mujeres en México por la defensa del territorio y frente al extractivismo”, en la Casa Iteso Clavijero, en Guadalajara, Jalisco.

Acuerdan mujeres de 16 estados unirse contra megaproyectos.

Defensoras del territorio provenientes de 16 estados se manifestaron, en un conversatorio realizado en esta ciudad, contra megaproyectos de infraestructura, incluidos el Tren Maya, en la península de Yucatán, y la presa El Zapotillo, en Jalisco, además de la minería y la extracción de hidrocarburos mediante fractura hidráulica (fracking) en San Luis Potosí. Advirtieron que seguirán en resistencia contra el gobierno federal y los estatales en defensa de la madre Tierra.

El foro, titulado La lucha de las mujeres en México por la defensa del territorio y frente al extractivismo, llevado a cabo en la Casa Iteso Clavijero, reunió a mujeres activistas del norte, centro y sur del país, quienes acordaron reforzar su red de apoyo a las distintas luchas para preservar el entorno natural.

Angélica María Ek Canché, representante de apicultores de 35 comunidades de los municipios de Hopelchén y Tenabo, Campeche, reiteró su rechazo a la siembra de soya transgénica, promovida por la trasnacional Monsanto porque, dijo, es nociva para la apicultura orgánica.

También se recordó la contaminación del río Sonora a causa de un derrame de la mina Buenavista del Cobre, de Grupo México, propiedad de Germán Larrea, en agosto de 2014, lo que afectó a unas 25 mil personas en siete municipios sonorenses, problema que ahora se busca paliar construyendo una represa más grande, cuando fue justamente un depósito dañado lo que provocó el derrame.

Si ya nos dejaron sin agua para uso humano, con la nueva represa acabarían con nosotros en caso de otro derrame, dijo una delegada de Sonora.

Otra asistente dijo que en la península de Yucatán opera ya una red de resistencia al megaproyecto del Tren Maya. Nos estamos organizando contra este proyecto que se nos viene encima, que no tiene nada de maya y que (el gobierno de Andrés Manuel) López Obrador quiere avalar con encuestas amañadas, afirmó.

En campaña prometían el fin del neoliberalismo y la cancelación de muchos de los megaproyectos a los que nos oponemos. Hoy vemos con preocupación la continuidad del modelo extractivista y cómo se usan procesos de consulta que buscan legitimar decisiones ya tomadas sin la participación de los pueblos afectados, agregó.

Ante la posibilidad de que se reanude la construcción de la presa El Zapotillo, en Jalisco, las participantes en la reunión se solidarizaron con los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, las tres comunidades que inundaría el embalse.

Al final se dio lectura a un manifiesto firmado por mujeres indígenas, campesinas y mestizas en contra de proyectos extractivos de minería, extracción de hidrocarburos mediante fractura hidráulica, presas, acueductos, termoeléctricas, oleoductos, monocultivos agrotóxicos, trenes, carreteras y autopistas, entre otros.

Fuente original: La Jornada

Juan Carlos G. Partida / Corresponsal

Periódico La Jornada
Miércoles 4 de septiembre de 2019, p. 30

 

Acerca de control

Deja un comentario